Desde aquí queremos compartir con vosotros las opiniones de algunos de nuestros clientes, y agradecer sinceramente sus palabras a las parejas de novios que han confiado en nosotros y han querido dedicar unas líneas a la organización de su boda realizada por Something Blue, Wedding Planner Madrid.

Si queréis ver nuestro trabajo podéis consultar los posts sobre las bodas que hemos organizado en este link.

 

Lo primero que quiero decirte es ¡MUCHAS GRACIAS por realizar una boda de ensueño!

El trato recibido por Carmen espectacular, ha tenido mucha paciencia y nos ha acompañado en todo momento.

Sin lugar a duda el mejor servicio que hemos contratado es el de ella, aunque es un gasto extra importante merece mucho la pena simplemente que una persona te ayude y te asesore y lleve la responsabilidad de todo. Nosotros sólo nos preocupamos de disfrutar y pasarlo bien con familia y amigos. Acertó con cada uno de los proveedores de la boda, todos muy buenos aunque destacaría especialmente con Jesús de Paula que fue la persona que me maquilló y me peinó y es un gran profesional.

Nuria & David, 3 de septiembre de 2016

 

Carmen fue nuestra wedding planner para nuestra boda que fue el 16 de Julio de 2016 en Madrid.

Estuvimos encantados con el trabajo de Carmen. Carmen es fiable y nos dio muchísima tranquilidad saber que estaba para ayudarnos y solucionar todos los problemas. Nuestra boda no era fácil; además de tener que lidiar con diferencias culturales teníamos que lidiar con la distancia y la diferencia horaria para organizar la boda: somos una pareja franco-española y en aquel momento estábamos viviendo en Nueva York. Nos queríamos casar en Madrid, donde nos conocimos, y ninguna de nuestras familias es de Madrid (la familia de Pablo es de León y la de Capucine de Francia).

Carmen fue un encanto y nos dio todas las facilidades para que podamos llegar a la boda tranquilos y relajados, sabiendo que todo estaba perfectamente organizado.  Carmen nos ayudó en todo los aspectos, tanto desde un punto de vista de logística que de decoración que trámites administrativos.  Nos dio muy buenos consejos y a la vez supo tener en cuenta nuestros gustos y preferencias. Estuvimos 18 meses trabajando juntos y nos quedamos muy impresionados con su capacidad de escucharnos y memorizar todo lo que le comentábamos.

Agradecemos muchísimo Carmen por haber hecho que nuestra boda fuese tan mágica.

Capucine & Pablo, 16 de julio de 2016

 

Querida Carmen,

Un millón de gracias por haber hecho de nuestra boda un día precioso e inolvidable para nosotros y nuestros invitados. Queremos agradecerte el excelente trabajo que has hecho desde el principio hasta el final, entendiendo perfectamente nuestros gustos y necesidades, y ofreciéndonos los mejores proveedores. Tu profesionalidad nos permitió seguir con nuestras ajetreadas vidas durante los meses previos a la boda, y disfrutar cada minuto del gran día. Es difícil agradecer suficientemente el emocionante recuerdo que nos queda de este día.

Gracias en particular por tu recomendación de la espectacular floristería Masshiro, el cátering Maher y el arte de Beatriz Alvaro.

Ha sido un verdadero placer conocerte,

Sonia & Amadeo, 9 de julio de 2016

 

Contratamos los servicios de Something Blue porque aunque había parte de la boda que sí teníamos decidida, con una pequeña terremoto en nuestras vidas y trabajando dentro y fuera de casa, carecíamos de tiempo para buscar ciertas cosas y organizar todo. Sin duda fue lo mejor que pudimos hacer y es que cuando ves todo el trabajo de meses resumido en un día y ves que todo sale a la perfección, te das cuenta de que sin ella no habría sido posible. 
Carmen tiene muchas cosas buenas, además de la calidad cómo persona también creemos que tiene un don para ver más allá y captar al momento lo que la pareja quiere, en nuestro caso nos dio opciones para nuestra celebración que de primeras ni nosotros mismos habríamos barajado… cuida todo al detalle, desde el principio y hasta el final, de esas profesionales que parece que no está, el día de la boda no se la ve, pero está detrás de bambalinas, haciendo todo posible. 
Teníamos claro que todo iba a ir bien porque confías totalmente en ella y su equipo. Sin duda, mi marido y yo pensamos, viéndolo con perspectiva, que su ayuda nos fue totalmente imprescindible, la recomendaría 100%.
Paula & David, 28 de mayo de 2016 

 

Carmen no vende bodas, ni decoración; tampoco vende vestidos, invitaciones, fotografías, localizaciones o catering.

Carmen vende CONFIANZA. Confianza en que gestionará tu dinero de la forma más eficaz posible, acertando justo en lo que buscas.

SEGURIDAD de que las cosas estarán a su tiempo, que se preocupará por todas aquellas cosas que ni se os habían ocurrido.

Se preocupará por vuestros invitados más que vosotros, pensará en tus amigos y los suyos, los niños. Se preocupa y lo arregla todo.

Irene & Víctor, 14 de noviembre de 2015

 

Gracias Carmen por ayudarnos a hacer nuestro día de boda tan especial. Todas tus ideas, consejos, tu atención al detalle y tu profesionalidad, nos han acompañado durante 9 meses y han dado fruto a esta boda perfecta.

Gracias de corazón!

Thank you for making our wedding day so special with your very professional and thoughtful approach. 

It was all perfect!

Beatriz & Warren, 12 de Septiembre de 2015

 

Gracias Carmen por hacerlo posible!! Deseando ver las fotos de Marcos Sánchez !

Laura y David, 27 de junio de 2015

 

Muchísimas gracias Carmen por este precioso resumen de nuestro día.
Fue un auténtico placer trabajar contigo, la organización no pudo ser mejor, y nos encantó tu originalidad y trato.

Muchos abrazos.

Alysha y Sergio, 11 de abril de 2015

 

Qué decir de Something Blue, que simplemente son como hadas madrinas, que hacen realidad tu sueño. Captaron la idea de lo que queríamos hacer, nos aconsejaron, nos ayudaron, sin ellas no hubiera sido posible que todo saliera tan bien, estuvieron siempre atentas y el día de la boda estaba completamente tranquila sabiendo que estaban ellas, cualquier cosa que las pidas intentarán hacerlo, y si no fuera posible te buscan alternativas, sin duda una gran ayuda.

Lo dejaron todo decorado precioso, con un encanto que las caracteriza, la gente nos felicitó por el gran gusto de la decoración y fue todo gracias a ellas. 

Unas grandes profesionales.

¡Muchísimas gracias!

Mavi & Diego, 6 de Septiembre de 2014

 

Cuando empezamos a organizar nuestra boda teníamos una idea de cómo queríamos que fuese, pero por nuestros trabajos no disponíamos de tiempo para abarcar todos los preparativos que ese día supone (y de los que, al principio, no fuimos muy conscientes). Por ello, optamos por contratar a un profesional que nos ayudase a organizar el día más importante de nuestras vidas. Valoramos distintas opciones pero cuando conocimos a Carmen no nos lo planteamos, era ella. Desde el principio se implicó al 100% con nosotros y nuestras ideas, nos ofreció a los mejores profesionales del sector y, en los momentos de pánico y estrés, nos ofreció tranquilidad y seguridad. Es una persona profesional, conocedora de su trabajo, eficaz y eficiente, pero sin olvidar su amabilidad, paciencia y cariño. Carmen ha sido una gran ayuda en la organización de nuestra boda y sobre todo un gran apoyo. Todo lo que podamos escribir es poco. Eres grande Carmen!

Aurora & Álvaro, 30 de Agosto de 2014

 

Nos casamos el 26 de Julio y no tenemos nada más que agradecimiento a Something Blue, especialmente a Carmen. Ha estado siempre para todo lo que hemos necesitado, siempre escuchándonos, y plasmando todo lo que queríamos en un día tan especial. Tienen un gusto exquisito para la decoración y notas cómo desde el primer minuto estás en manos de profesionales. En todo momento hemos tenido la sensación de que todo, absolutamente todo, estaba bajo control y así pudimos aprovechar para simplemente disfrutar de un día tan especial. Si me preguntarais si os recomiendo a Something Blue, de verdad ¡os digo que no os lo penséis!

María & Jesús, 26 de Julio de 2014

 

Contactamos con Something Blue 2 meses antes del enlace. Buscábamos a alguien que se encargar de la coordinación del día B, que nos ayudara a dar forma a todas las ideas de decoración que bullían en nuestras cabezas y a dar con los últimos proveedores que nos faltaban por contratar. Tanto el proceso como el resultado fueron perfectos. Carmen es una persona cercana y profesional, desde el principio supimos que podíamos confiar plenamente en su gestión. Y eso que como en todas las bodas las dos últimas semanas fueron una locura.

Volveríamos a confiar en Carmen una y mil veces. Y por supuesto, se lo recomendaríamos a cualquiera que busque este tipo de servicios.

Rebeca & Ángel, 5 de Julio de 2014

 

Queremos dar las gracias a Carmen por su ayuda en la recta final de nuestra boda. Aunque yo misma llevé a cabo la contratación de todos los proveedores, Carmen estuvo ahí asegurándose de que todo fuese rodado la semana previa al evento y se encargó de montar toda la decoración que yo había planteado para ese día.

Además, gracias a ella pudimos arreglar rápidamente el problema que tuvimos con la empresa de catering, y consiguió que pudiésemos tener una ceremonia real con validez legal en la finca, que era una de las cosas que de verdad queríamos.

Es una persona muy eficiente y organizada, y tiene mi total confianza y recomendación.

¡Muchas gracias por todo Carmen!

Marina & Jonathan, 20 de Junio de 2014

 

Something Blue are extraordinary from beginning to end. From our initial meeting to the wedding they were always approachable and highly efficient. They turned our loose set of ideas into a beautiful three day wedding for three hundred and fifty guests. When faced with the dramatic closure of one of the venues only two weeks before the wedding, Something Blue came to the rescue and found a sensational replacement before we even knew there was a problem. Simply put, we couldn’t recommend them more highly.

Santos & Stuart, 24 de Mayo de 2014

 

Casarse es una aventura maravillosa, pero supone mucho trabajo y mucha dedicación. Hasta una boda con pocos invitados necesita mucha preparación porque son muchos los detalles a tener en cuenta. A nosotros nos llevó seis meses. Tener a nuestro lado a Carmen fue una bendición porque nos facilitó tremendamente las cosas. Desde el principio le pedimos lo mejor y ella nos ofreció para cada cosa varias alternativas, todas de mucha calidad y de buen gusto. Su delicadeza a la hora de tratar los temas permitió que todo fluyera con mucha facilidad. Realmente hizo fáciles las cosas difíciles y supo darle a cada cosa su cauce de solución. Manejó con mucha soltura todas emociones que se mueven en este tipo de eventos e hizo que nos sintiéramos muy cómodos en todos los momentos.

Nosotros queríamos una boda a nuestra medida, hecha a nuestro gusto y a nuestra manera, y ella supo adaptarse perfectamente a todas nuestras peticiones, algunas de ellas con bastante complicación. Gracias al apoyo de Carmen logramos tener la boda maravillosa que nosotros siempre habíamos soñado y deseado. 

Su presencia permite que te puedas olvidar de muchas cosas y centrarte en lo fundamental, en disfrutar y en pasar un día inolvidable. Agradecemos su actitud positiva, su amabilidad y su sonrisa constante que hizo que todo fluyera a la perfección.

Sin ella todo hubiera sido mucho más difícil, porque seguramente hubiera habido cosas que se nos hubieran pasado. Son muchos los detalles que hay que tener en cuenta.

Recomendamos a Carmen absolutamente.

Carmen millones de gracias y ha sido un verdadero placer trabajar contigo en este hermoso proyecto que fue nuestra boda!!!

Connie & Sergio, 16 de Noviembre de 2013

 

Nunca había pensado en una planificadora de bodas para que me ayudase con los preparativos de la mía, pero debido a mis circunstancias, me pareció una ayuda a la que debía acudir. Una vez que hablé con Carmen, y me dejó claro que eran sus servicios me tiré de cabeza a la piscina, pero de su mano. 

Durante todo el proceso de los preparativos todo fue estupendo, me quitó infinitud de quebraderos de cabeza, me ayudaba en todo, y me ponía las cosas muy fáciles. Incluso el hablar con todos los proveedores y coordinarlos fue una delicia, porque me tenía a mi contenta y a ellos. Y, sobre todo, que nos acompañara en nuestro día, ocupándose de que todo, no sólo estuviera bien, sino perfecto. Nosotros disfrutamos de nuestro día sabiendo que una profesional estaba detrás haciendo un trabajo excelente. 

La mejor decisión que he tomado en toda la organización de mi boda, una profesional excelente y, aún, mejor persona.

Lola & Poli, 9 de Noviembre de 2013

 

SomethingBlue es la mejor decisión que pude tomar para la organización de mi boda. Carmen trajo a la mesa a gente apasionada que llenó el día de mi boda de magia y diversión para los novios y los invitados. Su habilidad de manejar todo tipo de logísticas y de facilitarnos la vida fue impresionante. 

Carmen siempre me dio muchísima seguridad y con su apoyo pude celebrar muchísimo más el día de mi boda. Nunca me hubiera imaginado lo bien que me lo iba a pasar, me encantó la atención de la estilista, su paciencia y sus ganas (más que las mías) de hacer todos los moños necesarios hasta llegar al perfecto. Disfrute muchísimo de Lía, la fotógrafa, y cómo de una forma natural me sentí gracias a ella como la mujer más guapa y especial del mundo… Fue súper fácil conectar con ella y no con la cámara, la cual me daba algo de vergüenza. Me encantó, aunque yo no quería el videógrafo, y lo contratamos por que a mi chico le hacía ilusión. Todos parecían un solo equipo sin crear ningún tipo de molestia dentro de una celebración que yo realmente quería que se sientiera íntima y simplemente elegante. Realmente, ni recuerdo ver a los proveedores pero estoy segura que capturaron todo lo que había que capturar por que cuando tuve tiempo con ellos por la mañana estaban llenos de energía y ganas de trabajar. 

También me encantó la chica de las flores, me sorprendió la calidad de gente que nos recomendó Something Blue para crear un día perfecto lleno de encanto. Sin Carmen, nunca hubiéramos logrado un día lleno de felicidad y sin ningún tipo de estrés. Hasta el DJ sabía exactamente por el estilo de gente y el lugar la música que nos iba a gustar y estaba a todas… Carmen decoró el centro donde nos casamos como sí fuera la casa de mis sueños, y con un estilazo que sólo se ve en revistas. Me inspiró como persona, como mujer trabajadora y como novia y por ello tengo muchísimo respeto a su trabajo, pasión y visión de lo que significa una boda para aquellos que se casan. Something Blue sabe como crear un día inolvidable y capturar conceptos y ideas para hacerlas realidad.

Gracias Carmen, me encantó trabajar contigo, eres una wedding planner con muchísima categoría.

Marta & Damián, 19 de Octubre de 2013

 

Yo seguía a muchos blog de bodas (para sacar ideas) y decidí junto con mi chico que íbamos a buscar a una wedding planner para que nos ayudara, siempre y cuando no se saliera de presupuesto.No es tan caro como pensáis. Es un extra es verdad, pero de verdad que merece la pena. Mandé otros cuantos mail, me reuní con algunas y entonces fue cuando conocimos a Carmen. Desde el primer momento nos conquistó, en la primera reunión ya nos estaba dando ideas de como podíamos colocar todo lo que yo había pensado, se notaba su ilusión por su trabajo, se notaba que le gustaba y quería que todo nos saliese bien incluso antes de que la contratáramos. En cuanto salimos de la reunión, lo tuvimos claro, ella es perfecta para lo que queremos. Me encanto su idea de colocar un par de mis tartas de manzanas a la entrada con limonada. Y no nos equivocamos, cada vez que le dábamos una idea ella sabía plasmar que es lo que queríamos, nos ayudó a encontrar el mejor precio y nos aconsejó en lo que pensaba que podía y no podía quedar bien. 

El día de la boda llegó, mi madre aún no entiende como ese día estaba tan tranquila, con lo que yo soy, y estaba tan tranquila porque sabía que todo estaba controlado que todo iba a salir como esperábamos porque Carmen estaba con nosotros. Todo quedo precioso y aun cuando veo las fotos me emociono de lo bien que quedo. Sé que sin ella no habríamos podido tener eso.

Cuando una empieza a planificar una boda cree que el trabajo de una wedding Planner es un gasto innecesario que uno se lo puede ahorrar, yo era una de las que pensaba así, pero llega un momento en el que una se da cuenta que es mejor dejar a las profesionales que hagan su trabajo, que una ese día tiene que disfrutar, no significa que no te impliques en la organización pero hay cosas que una no puede estar en todo. Hay cosas que solo se aprenden con la experiencia. Cosas en las que una no cae, que cree que pueden funcionar pero que luego no funcionan. Hay un detalle de nuestra boda que os parecerá una tontería, pero que demuestra que la experiencia es importante en estos casos. En la puerta de salida de la ceremonia había una caja de fusibles, que ella tapo con una pizarrita en la que ponía, “la felicidad empieza aquí”. Este detalle en las fotos quedo precioso, es un detalle en el que yo no caí y que ella visualizo en cuanto llego al sitio. Esa pequeña tontería hizo que las fotos quedaran preciosas y no con una caja de fusibles. Nosotros optamos por contratar a Something Blue y de verdad que es una de las mejores decisiones que tomamos en nuestra boda. Si volviera a casarme la volvería a contratar no sólo por lo buena persona que es sino porque es una profesional como la copa de un pino.

Gádor & Jose, 12 de Octubre de 2013

 

Cuando decides casarte sabes que te embarcas en una aventura. Un viaje emocional pero también un reto organizativo. Organizar una ceremonia a la altura del día más importante de tu vida y una celebración que reúna a los seres más queridos para celebrar junto a ellos esa alegría irrepetible es un desafío. Y puede llegar a ser un rompecabezas de muy difícil solución. En nuestro caso decidimos contar con ayuda profesional desde el principio y por eso buscamos una wedding planner. Después de conocer a varias, encontramos a Carmen. La decisión nos costó muy poco porque se basó en las sensaciones. El entusiasmo que demostró Carmen desde el momento de conocernos fue el detonante para confiar en ella. Y el resultado nos ha confirmado que no nos equivocamos.

Ayudar a unos novios a organizar su boda es un poco como guiar a dos niños en una juguetería: quieren esto pero cuando ven aquello, también lo quieren e, instantáneamente, vuelven a cambiar de opinión. Las dudas se suceden y los avances se alternan con marchas atrás que solo un experto es capaz de sortear con éxito. Carmen recogió nuestras pocas certidumbres iniciales: no queríamos una boda típica -¿cuántas parejas le habrán dado ese briefing a Carmen?-, queríamos una celebración distendida, poco formal, sin el típico banquete, para más de 150 invitados, en el centro de Madrid y en un lugar con jardín. Ahí es nada. Carmen consiguió el lugar perfecto en tiempo récord y a partir de ahí se convirtió en una excelente facilitadora. Sorteadas las primeras dudas, nosotros teníamos cada vez más claras las cosas y Carmen era quien iba haciendo realidad, una tras otra, todas nuestras peticiones.

Desde la decoración del lugar de la ceremonia y de la celebración –la Casa de la Panadería y el COAM de Madrid, respectivamente- hasta los regalos a los invitados pasando por la música de la ceremonia, la animación de la celebración, la coordinación con la fotógrafa, el transporte y alojamiento de invitados, el catering, la puesta en escena de todas nuestras ideas y deseos –los vídeos, la actuación musical, la señalización del local, etc.- el guardarropa… todo funcionó como un reloj que marca, desde entonces, el 21 de septiembre de 2013 como el día más feliz de nuestras vidas. Gran parte de ese mérito es de Carmen. De su eterna sonrisa, de su inagotable labor, de su indispensable predisposición y de su inquebrantable apoyo. De su manera de hacer que combina, de manera casi mágica, la seriedad del trabajo y la cercanía, consiguiendo así difuminar la línea que separa la profesional de la amiga. Así nos lo reconocieron nuestros invitados y así lo sentimos nosotros.

Esther & Fernando, 21 de Septiembre de 2013

 

¡Muchísimas gracias Carmen! La boda salió genial, llena de detalles que la hicieron única y diferente, que era lo que buscábamos.
Gracias por tu ayuda, consejos y predisposición! Se nota que te gusta lo que haces y eso se refleja en los resultados!
Recomendamos a todos los que se vayan a casar una Wedding Planner y no se nos ocurre nadie mejor que Something Blue!
Un beso!

Nerea & Daniel, 7 de Septiembre de 2013

 

Contratar a Somehing Blue fue de las mejores decisiones que tomamos para ayudarnos con toda la organización de la boda, especialmente porque no vivimos en España, con lo que Something Blue nos ayudó con todo de la manera más cómoda para nosotros.

Estamos encantados con el servicio que recibimos y muy contentos con el resultado de la celebración. Una agencia realmente profesional y dedicada que hacen que la planificación del matrimonio sea divertida y un poco menos estrenaste. 

Recomendaría a cualquier pareja que esté pensando en casarse que contactasen con Something Blue, sobre todo sí viven fuera del país donde hayan decidió casarse.

¡Estupendas!

Marimer & Fabio, 5 de Julio de 2013

 

¡Nuestra mejor y más entusiasta recomendación a Carmen Fernández y su equipo de SomethingBlue!

Mi esposo y yo vivimos en Nueva York, pero decidimos casarnos en Madrid ya que él tiene familiares ahí. Rápidamente nos dimos cuenta que aunque hay una gran cantidad de recursos en internet, necesitaríamos a alguien en Madrid con conocimiento y experiencia en bodas que nos pudiera ayudar y asesorar. Desde el principio Carmen se mostró sumamente interesada en nosotros y en nuestra boda, entendió a la perfección lo que queríamos, y tuvo la mejor disposición para ayudarnos.

Carmen nos dio una enorme cantidad de ideas (todas buenísimas), nos compartió sus recursos, nos acompañó a todas las reuniones, hizo gestiones administrativas por nosotros (es una persona íntegra y de total confianza), e incluso nos sugirió opciones fabulosas que ni siquiera habíamos considerado y que hicieron nuestra boda aún más especial. En todo momento estuvo al pendiente de nosotros y resolvió todas nuestras necesidades y deseos. Carmen es rápida y sumamente organizada, su profesionalismo es impresionante, tiene un gran conocimiento y experiencia en la organización y coordinación de bodas, y como si eso fuera poco, todo lo hace con una gran sonrisa. 

Gracias a Carmen, tuvimos la completa tranquilidad de que nuestra boda sería justo como la soñamos, y así fue.Fue un verdadero gusto trabajar con Carmen y su equipo, ¡y de todo corazón recomendamos ampliamente sus servicios!

Helena & Javier, 15 de Junio de 2013

 

¡Hola a todos los futuros novios! Sólo quería transmitir a todos los que estéis interesados la gran ayuda que supuso en nuestra boda el pasado mes de septiembre la participación de Something Blue. Carmen, la responsable de esta empresa, nos ayudó desde el principio con la elección del sitio (probablemente no habríamos encontrado el lugar idóneo para nuestra boda sin su ayuda) hasta los últimos detalles de la decoración del lugar elegido, pasando por todo lo que se os ocurra entre medias (fotógrafo, flores, autobús, invitaciones…). Gracias a sus ideas, acabamos de dar el toque que buscábamos para que todo fuera perfecto. Si a alguno os interesa, podéis verlo directamente en su página web. Su blog esta lleno de ejemplos de su estilo. ¡Seguro que os encantará! ¡Mucha suerte a todos los futuros novios!

Raquel & Miguel, 15 de Septiembre 2012 

 

Para nosotros nuestra boda supuso un montón de pequeños y grandes momentos que fueron sucediéndose desde el día en que mi chico hincó rodilla hasta, como colofón final, claro, el día de la boda. Recuerdo cada uno de los momentos en que fuimos dando la noticia a los amigos y a la familia, las peticiones de colaboración en las lecturas y en la música, con todo el cariño y emoción que nos transmitieron… las despedidas de soltero, cada una de las elecciones para nuestro día, los planes, las ideas… Y recuerdo un día nubladillo en que fuimos a Madrid a desayunar a un sitio precioso con el propósito de comentar todas las ideas que me rondaban en la cabeza para el gran día y ver cómo las llevábamos a cabo. Eran montones!! Y cada vez que teníamos que descartar alguna, se me ponía una muequilla de tristeza en la cara. Aun dejando fuera muchas cositas, todavía había un montón de ellas que nos resistíamos a abandonar. Y recuerdo que Rubén, mi actual marido, que me consiente un poquito, me dijo “vamos, a encontrar la manera de hacerlas”. Ahí es donde entró Carmen, de Something Blue. Estaba claro que todo lo que habíamos pensado era demasiado para pedir ayuda a familiares y amigos, que ya tenían bastante con prepararse ellos mismos, así que si queríamos tener la boda que habíamos ido forjando día a día, con toda nuestra huella, necesitábamos ayuda de alguien más.

Cuando conocimos a Carmen hubo varias cosas que me llamaron mucho la atención. En primer lugar la combinación de profesionalidad y cercanía. Profesionalidad porque desde el primer momento se dedicó a escuchar atentamente todo lo que queríamos, cómo lo queríamos, qué queríamos conseguir en cada momento… Enseguida entendió que, aunque yo quería organizar y hacer las cositas, porque me hacía ilusión y disfrutaba de cada momento, la necesitábamos a ella para colocarlo todo en su sitio el día de la boda, en los momentos en que nosotros no podríamos dedicarnos en absoluto. Así que se propuso entender y visualizar la boda que nosotros teníamos en la cabecita, para lograr que así fuera. Ya os adelanto que lo consiguió! En cuanto a la cercanía… es algo sobre lo que poco puedo explicar: solo con conocerla, es fácil darse cuenta.

El respeto a nuestras ideas y opiniones y su visión siempre positiva y tranquilizadora fueron dos cosas que confirmaron que no nos habíamos equivocado ni un ápice al elegirla. Además, pudimos contar con ella en todo momento, incluso para algunas cosillas que, quizás, excedían su cometido. Todo eso se tradujo en una tranquilidad enorme e impagable el día de la boda. Sabíamos que todo estaba bajo su control!

Uno de los mejores momentos de todo este gran viaje que es casarse viene, curiosamente, después de la boda, cuando comentas, todavía con grandes dosis de emoción en el cuerpo, todos los momentos de tu gran día, las sensaciones, los comentarios de la gente… Rubén y yo supimos rápidamente que todo había salido como nos habíamos imaginado y no habríamos conseguido algo tan bonito sin la ayuda de nuestra Carmen. 

Beatriz & Rubén, 7 de Septiembre 2012 

 

Llevábamos tiempo planeando nuestra boda cuando conocimos a Carmen. Al principio pensamos en organizarlo todo nosotros solos, pero cuando empezamos y nos dimos cuenta de todas las cosas que hacían falta para un día tan especial, decimos ponernos a buscar una buena profesional que nos orientase. 

Lo cierto es que nada más conocer a Carmen decidimos que fuese ella, enseguida surgió la química y supimos que iba a ser la persona perfecta para que nos ayudase a poner orden a todas las ideas que nosotros teníamos para ese día. Ella entendió a la perfección las cosas que queríamos, supo captar sin problemas el escenario que queríamos montar para el día de nuestra boda ¡y nos ayudo con todo! Contactó con un montón de proveedores, consiguió material que necesitábamos para hacer la decoración, estuvo en permanente contacto con el equipo de la finca donde íbamos a celebrar el banquete… ¡La verdad es que no sé que hubiese pasado sin su ayuda! Para una boda se necesitan demasiadas cosas, -las invitaciones, las flores, la ceremonia, los invitados el transporte, ¡mil cosas!-  y creo que lo mejor que hicimos fue contar con la ayuda de Something Blue. 

Además del gran esfuerzo que durante muchos meses hizo Carmen para que todo estuviese perfecto, su ayuda el mismo día de la boda fue una de las cosas más importantes, gracias a ella conseguimos crear un entorno especial y muy mágico, todo estaba tal y como lo habíamos imaginado. Nosotros no tuvimos ese día que encargarnos de nada más que de disfrutar, y pasarlo bien. Gracias Something Blue por ayudarnos a cumplir nuestro sueño, gracias Carmen por estar tan cerca en un día que no vamos a olvidar nunca.

Nerea & Víctor, 28 de Julio 2012 

 

My Fiance and I were planning our wedding in Madrid, Spain and living in Beijing, China very early on realised we needed a professional on the ground who understands every part of wedding planning to arrange and coordinate all the complicated parts of the wedding from the church service to the banquet and dealing with all the vendors from the flowers, music,hair make up and the list goes on. We found Something Blue Wedding Planner website after an Internet search and made contact with Carmen Fernandez, the owner who we then arranged to meet while on a visit to Spain in December. We both knew once we met Carmen that we had found the right company we could trust to manage all of our specific wedding requests for our special day and with their extensive network of vendors and suppliers in Madrid they could negotiate the best deal on our behalf. 

During all our interactions and many emails with Something Blue I have always found Carmen to be professional, detailed orientated, creative, patient and above all customer focused to ensure everything will go smoothly on our wedding day. I found Carmen to be extremely helpful with arranging the wedding service in a Catholic Church which is quite complex and involves a lot of paperwork and we would have not been able to manage this part of the wedding ourselves. We have no hesitation in recommending Something Blue wedding planning services to any couple, especially any couples living abroad who wish to plan their wedding in Spain so they can enjoy and have a stress free wedding day.

Ronan & Yolanda

Beijing, June 2012

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website